Comentarios de tipo político

La casita del Principito

El Principito y la Princesita querían vivir cerquita de Puerto Calero. Les encantó el terrenito, cinco mil metritos de nada en el que poder hacer su modesta vivienda de apenas 1.200 metros, que ya se sabe que los niños necesitan espacio.

Había una pega. Una tontería de nada, que ya sabemos que en Lanzarote si hacemos caso a tanto indocumentado no se puede hacer nada, con tanta mafia verde, tanto ecologista cerril y tanto atraso en aprobar un PIO serio, como los empresarios mandan.

Las nalgas de Don Julián

Lo reconozco, me encantaría magrear las nalgas de Don Julián. No le conozco y me reconozco incapaz de ponerle cara, cuanto más nalgas, pero así de pronto estoy convencido de que uno de mis más queridos deseos sería sobar sus nalgas.

Me encantaría encontrarme con él en algún recóndito pasillo de la Audiencia de Madrid y, puestos a elegir, bajo un cuadro en el que aparezca la Justicia, esa a la que algunos jueces magrean, con los ojos convenientemente tapados, para que no sienta vergüenza.

Insoportable simetría

Manifestantes que se exceden y policías que se pasan. Hasta ahí, hasta la descripción apresurada de los sucedido, puede funcionar el intento de equiparar ambas realidades.

Es cierto que en todo grupo de manifestantes aparece un núcleo de exaltados, o de gamberros, o de radicales, y es cierto que en cualquier policía del mundo, por más democrática y profesional que sea, algunos elementos confundirán defender el orden con dar salida a sus tendencias sádicas.

La velocidad de la oscuridad

La oscuridad ha de ser más rápida que la luz, porque siempre que la luz llega a un sitio la oscuridad ya estaba allí.

El razonamiento de Lou Arrendale impacta por la sencillez de su construcción y la evidencia de su resultado. Un razonamiento tan sencillo como los molinillos de papel, iguales al de la imagen, que pueblan su despacho.

Rescates y rescates

Mientras que los bancos españoles necesitan 53.745 millones de euros para su saneamiento, la memoria económica del Decreto Ley que regula el Fondo de Liquidez Autonómica establece en 26.826 millones de euros las necesidades de las comunidades autónomas.

Tan solo Bankia, con unos requerimientos de 24.743 meuros, iguala prácticamente a al conjunto de las comunidades españolas, mientras que entre todas las entidades financieras duplican las necesidades públicas.