Comentarios de tipo político

Todos somos José Morales... o debiéramos serlo

José Morales, uruguayo, va a/puede ser deportado en virtud de algo que comportaría una sanción administrativa si el afectado fuera de nacionalidad española. Esa es la clave del debate y no otra.

Discutir si la policía debió o no iniciar el expediente, hablar de la corrección del mismo, pontificar sobre su derecho a recurrir y la posterior intervención de un juzgado, es andarse por las ramas. Lo sustantivo es que la ley permite deportar a un residente por cuestiones tan baladíes que a un nacional tan solo le supondrían una sanción administrativa.

El rey roto

No es la cadera, es el rey el que se ha roto, y con él esa esquizofrenia compartida que nos llevaba a sentirnos un país de republicanos juancarlistas.

El ciudadano Juan Carlos ha prestado el último "servicio" a su país: liberarnos del permanente chantaje emocional al que nos sometía su figura, parapetada tras el recuerdo de una noche de febrero en la que nos empeñamos en creer en que su apuesta por la democracia evitó el golpe de los espadones.

¿De la caridad?

Dicen que Sor María Gómez Valbuena es Hija de la Caridad. Imposible. No me lo creo, a no ser que la caridad sea otra cosa, algo diferente a lo que yo pensaba.

No puede ser caridad quitarle un hijo o una hija a su madre y a su padre. No puede ser caridad negarse a declarar. No puede ser caridad seguir guardando silencio, impidiendo que miles de parejas recuperen a sus hijos e hijas, que miles de personas sigan desconociendo quienes fueron sus padres biológicos.

24 y 29 de marzo

En apenas cinco días la gente de esta tierra ha salido dos veces a la calle de manera multitudinaria, dejando una sensación agridulce. Por un lado el inevitable y maravilloso goce de ganar de nuevo la calle como calle de todos, como espacio en el que aunar voluntades y demandas, en el que reconocernos ciudadanos y ciudadanas de esta tierra.