Comentarios de tipo político

Cambio de juez

Si su recurso no prospera, el juez César Romero Pamparacuatro quedará apartado de la instrucción del caso "Unión".

Esta decisión, y la cadena de hechos que han llevado a la misma, puede provocar un cierto desasosiego y desconfianza en la ciudadanía, toda vez que pudiera parecer fruto de una estrategia deliberada de apartamiento del juez.

Ninguno es (somos) inocente(s)

El referéndum islandés ha vuelto a situar en la primera página de la actualidad la “revolución islandesa”. Los islandeses se niegan a pagar por la quiebra de un banco privado, el Icesav, o al menos eso es lo que nos han contado.

Sin embargo, lo que las crónicas no destacan es que la decisión de los islandeses afecta tan solo a los ahorradores extranjeros del Icesave, porque el estado islandés ya garantizó los depósitos de los nacionales ante la quiebra del banco.

¿Nucleares?...

La difusión de las catastróficas consecuencias del bombardeo de Hiroshima y Nagasaki tuvo un importante papel en generar el rechazo a la utilización del armamento nuclear. Para la opinión pública occidental, repetir esas imágenes, resulta sencillamente impensable.

Algo parecido puede estar sucediendo ahora, y es que el desastre natural sufrido por el coloso asiático casi está pasando a un segundo plano. Las terribles consecuencias del terremoto, y el posterior tsunami, dejan su sitio en las primeras páginas y los mayores titulares al temor a lo que pueda suceder con varios reactores nucleares, los cuales han sido afectados por uno de los mayores movimientos sísmicos de los que se tiene registros.

Ojalá que los temores no se conviertan en realidad y ojalá se logre reconducir la situación de los reactores nucleares fuera de control. Pero, se logre o no controlar la situación, Japón se va a convertir de nuevo en bandera. Antes para decir que no a las armas atómicas, ahora para decir ¿Nucleares? No, gracias.

Encontrados tres españoles...

De los seis españoles residentes en Ibaraki, han sido localizados tres en buenas condiciones, que no han sido afectados por el terremoto.

Lo entiendo. Exteriores y la embajada están para eso, para localizar y proteger a nuestros ciudadanos en el exterior, entre otras cosas. Y la prensa tiene que difundir estas noticias. Pero me sienta mal su lectura. Me sienta como una auténtica bofetada.

Vulnerabilidad

Oigo las primeras noticias sobre el terremoto de Japón. Se habla de apenas unos cientos de afectados y se reporta el primer muerto.

Mi primera reacción es pensar en la capacidad de Japón para resistir los terremotos. Años de una construcción exigente, de protocolos de actuación, de medidas ensayadas de evacuación deben haberle permitido soportar el violento sismo.

En cierta medida, conocida ahora la magnitud real de la tragedia, sigo pensando lo mismo y sé que, sin lugar a dudas, la preparación previa de Japón hará que los efectos del drama sean mucho menores que si este terremoto se hubiera producido en cualquier otro país (como dice Forges, no te olvides de Haití).

Pero reconociendo la extraordinaria fortaleza de Japón, no se puede negar lo evidente, ante los fenómenos naturales la escala de los esfuerzos humanos es prácticamente irrelevante. Somos terriblemente vulnerables, aunque a veces nos consideremos dioses.